Posts etiquetados ‘Jotunheimen’

Foto 30-7-18 7 12 17

-El recorrido es más llevadero escalando la montaña, porque yendo en sentido contrario y descendiendo por ésta es muy duro y peligroso-“, dijo aquel noruego con marcado acento de Bergen a Isa y a mi, mientras bebía lentamente pequeños sorbos de una botella que había rellenado en el Bessvatnet, unos metros montaña abajo, para luego volver a escalarla con notable pericia y en ese momento se disponía a fumarse un cigarrillo con cierta satisfacción. Lo observaba con cierta envidia, puesto que yo, Don Caguetín, hago siempre gala de terribles esfuerzos y extenuación a la hora de combatir mi miedo a las alturas, pero aquel noruego tenía mi absoluto respeto y no era para menos: Considerando que aquel hombre, que rondaba los sesenta años de edad, había subido y bajado la ladera reiteradas veces, como un gamo, sin transpirar siquiera, merecía toda mi admiración. ¡Qué duro estaba siendo el Besseggen!, pensábamos ambos.

Tal vez incluso más que el Trolltunga. Tal vez.

Esto, amigos míos, fue una anécdota que ocurrió en la última ruta que describo a continuación, aunque haya empezado ésta unos kilómetros más adelante. Debéis comprenderme; dado a mi interés por la escritura y la forma -como algunos ya habréis podido comprobar en los anteriores posts- en que narro mis vivencias (algunos dirán que suelo prolongarlas de forma tediosa y faraónica), convirtiendo una mera explicación en algo épico y por esta razón no me parece interesante contar una historia cuyos protagonistas van del punto A al punto B de forma llana y sin darle cierta emoción y dramatismo, así que, permitidme que, tras hacer uso del salto en el tiempo como recurso literario, empiece sin más preámbulos a contaros como fue la historia desde el principio, desde el punto A.

Foto 30-7-18 7 12 16 (1)

¡Para allá que vamos!

 

(más…)

AdobePhotoshopExpress_2017_07_10_191255

La búsqueda de nuevos retos que alcanzar y superar siempre ha sido algo que el ser humano, ávido de aventura, ha inspirado desde tiempos inmemoriales; las hazañas que unos u otros antaño lograron han marcado siempre un camino y un estilo de vida que algunos amaran u odiaran por igual. Sin embargo, en el anhelo por llegar a la meta soñada, más intensa es la satisfacción de aquellos minutos que percibimos DURANTE el camino hacia esa meta. Así es como se sintió este barcelonés al posar sus pies en el techo de Noruega: muerto pero al mismo tiempo, saboreando tal glorioso momento.

Podría empezar mi relato por la parte en que me encontré ante majestuosas montañas completamente nevadas mientras una paz y una serenidad me envolvían en un silencio majestuoso. Podría. Pero tal vez sería mejor relataros desde el principio, cuando los pensamientos, intenciones y sueños se convierten en planes, y a su vez estos se tornan en realidad. Así aconteció mi aventura en el Galdhøpiggen.

galdhopiggen

(más…)