Mis primeros días en Ås

Publicado: 25 octubre, 2013 en Noruega 2.0
Etiquetas:, , , , ,

Imagen

Hoy hace un día esplendido en la ciudad de Ås, con un brillante sol  cálido y un cielo azul, que contrasta con la temperatura moderadamente baja en la calle. Pero antes, narraré mis dos días anteriores a mi llegada:

El avión salió de Barcelona a las ocho y media, puntual. En mi viaje, me acompañaban Nerea, mi compañera de alegrías y penurias, y también Valentín, la pareja de Laura de Albacete, que ya se encontraba en territorio noruego, esperándolo. Fue un viaje que transcurrió sin incidentes, rápido. Llegamos al aeropuerto de Oslo, el Gardermoen, a eso de las doce de la noche, ataviados con nuestras maletas y cogimos el tren que hay en el mismo aeropuerto hasta llegar a Skøyen, donde Laura nos esperaba para recogernos a todos y llevarnos a nuestro destino. Durante el trayecto, que duró aproximadamente cuarenta minutos, Laura nos puso un poco al día de la situación aquí y bueno, lo único que puedo decir es que estoy ansioso por empezar a laborar.

Finalmente, y siendo las dos de la madrugada, la primera parada la efectué yo, en el numero catorce de Sentralkroken. No podía apreciar nada de mi alrededor, puesto que la oscuridad era absoluta. Fuí entrando lentamente y en silencio, dirigiéndome a mi habitación (que Carlos ya me la había dejado abierta expresamente y con la llave encima de la mesa para que no tuviese que despertarlo) y sin deshacer ninguna de mis maletas, me tumbé sobre la cama y dejé que el cansancio me venciera hasta dormirme (que calculo que tardé unos…. veinte segundos).

Imagen

La casa donde habito. Foto: Bruno Aldrufeu Quiñonero

Imagen

La cocina. Foto: Bruno Aldrufeu Quiñonero

Imagen

Esta es mi habitación. Foto: Bruno Aldrufeu Quiñonero

Al día siguiente, al salir de la habitación, me esperaba Carlos, con una sonrisa amplia en su rostro, alegrándose de verme y nos dimos un caluroso abrazo. Como no disponía de nada que desayunar, me invitó a ello. Caminando por el largo pasillo que compone la casa, vi que habían unas cuantas habitaciones distribuidas a lo largo del corredor y la cocina, enmedio del paso; una cocina pequeña pero apacible y provista de todo lo necesario para convivir. Estuvimos charlando animosamente durante el evento, contándome que tenemos como vecinos a un vietnamita, a un polaco, a una noruega y a una danesa (tal como decía mi padre cuando se lo conté, parecía el inicio de un chiste) y con ellos compartiremos espacio vital en el inmueble. Esperemos que la convivencia sea buena.

Al terminar de desayunar, nos fuimos a dar una pequeña vuelta por los lares, ya que habíamos decidido quedar con Nerea un poco más tarde para ir a comprar algo para comer, así que para hacer tiempo, decidimos montar un armario desmontable que habían dejado para mi y luego, adecentar mi habitación. Luego, terminada ya la labor de adecuación de mi pequeño espacio para vivir, salimos al exterior y descubrí un vecindario tranquilo, rodeado de casitas bajas de amplia largada, parecidas a la nuestra. El césped rodea las pequeñas edificaciones y desde mi ventana puedo ver unos manzanos que conservan sus frutos a pesar de la baja temperatura. Anduvimos cinco minutos, hasta que nos reunimos con Nerea, que iba acompañada de Cristina G., la cual me alegré muchísimo de verla. Estuvimos hablando un poco entre nosotros y posteriormente, fuimos al supermercado donde pudimos comprar algunas cosas para poder vivir en condiciones.

Habiendo comido ya y descansado, decidimos quedar con el resto de las compañeras, ya de noche, en una cafetería cercana a los apartamentos de todo el mundo, y es que, estamos todos cerca, viviendo en un triangulo a un cuarto de hora de cada casa. Estuvimos calentándonos al son de un chocolate caliente, que sentaba de maravilla tras caminar por la calle con el gélido aire golpeando el rostro. Más tarde, habiendo preparado la cena, nos fuimos a la cama para despedirnos del día para dar paso al siguiente, a hoy concrétamente.

Y hoy, poco hay que contar; a la espera de noticias de los jefes y como no, narrando en este blog mis vivencias, esperando que las encontréis interesantes, tanto como yo vivirlas.

Nos vemos en la siguiente entrada.

comentarios
  1. miry dice:

    Contenta de que te guste tu nueva etapa.. veo que se presenta aun mas emocionante de lo esperado! jejejejeje mejor asi! Tendrás entonces mas que contarnos!! me alegro mucho por ti xikitin!! ^_^ besos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s